Sur de Florida -
Lo último

Venezuela espera la noche buena

Manuel Corao

Los venezolanos al igual que la gran mayoría de los latinoamericanos de habla castellana son fieles devoto de la religión Católica Apostólica y Romana, especialmente, y para universalizar la  Cristiana.

La tradición de los seguidores de Cristo refieren a la fecha del 24 de diciembre el nacimiento de Jesús de Nazaret.  La Biblia  marcará  al alumbramiento de Jesús el momento que dividirá la historia sacra en antes y después de  Jesús Cristo.

Vivaz  y responsable  el párvulo con el tiempo  dará muestras de ser en realidad, conforme prédica, adoración  y convicción, el hijo de Dios, quien será reconocido por sus seguidores  como Cristo por haber fallecido crucificado por sus convicciones y liderazgo social. Conforme a la enciclopedia digital  Wilkipedia  esto expresa El Nuevo Testamento.”Según Mateo y Lucas, Jesús nació en Belén de Judea, de una mujer virgen llamada María, por un milagro del Espíritu Santo. El Evangelio de Lucas cuenta que el ángel Gabriel visitó a María para decirle que había sido elegida para dar a luz al Hijo de Dios (Lucas 1:26-38). Según Lucas, una orden de César Augusto había forzado a María y José a dejar sus casas en Nazaret e ir a la casa de los ancestros de José, la casa de David, para el Censo de Quirinius. Después del nacimiento de Jesús, la pareja se vió forzada  usar un pajar en lugar de un pesebre a causa de que no había habitación para ellos en las posadas de la ciudad (Lucas 2:1-7)”

Con el tiempo a quien creían profeta será  reconocido  por sus milagros como una divinidad.

Al niño Dios conforme a la usanza cristiana se le adora en la fecha decembrina. En templos y reductos espirituales  se  agradece por los favores recibidos, reflejo ello de las gratificaciones que a principios del cristianismo produjeron los hechos sobre naturales o milagros.

No menos usual es rogar al hijo de María y José que nació en el pesebre por el alivio de males físicos y espirituales. Aún cuando  los eventos  solicitados no son  extraordinarios en su gran mayoría, los hay también de una acción prodigiosa que aún con la participación del individuo o en colectivo patriota requiere de la divina presencia del padre el hijo y el espíritu santo por su gravedad.

Los venezolanos hoy sufren variados padecimientos sociales. Por su incorporación te pido.

Mientras los gobernantes de turno junto a sus aliados del Caribe y el mundo  sustraen  las riquezas de Venezuela generalizando el hambre en el país; el hampa se llena de cadáveres que ya ha superado todos los récords de peligrosidad mundial. La proyección para este 2016 de veinte y nueve mil muertes en manos de los cacos bien podría ser superada por la realidad. Hoy te imploro salvar a mis hermanos.

También clamo  poner tu mano en tan significativa fecha; y no consientas  ser aplicado en otras naciones que se oponen al régimen comunista normas de exterminio bolchevique practicadas en la tierra de Bolívar.

Te imploro por la unidad vecinal; no accedas que nos odiemos por el color que explota el déspota.

Recuerda al frente Mesa de la Unidad Democrática última esperanza por una salida pacífica a la vicisitud de conducción.

Ilumínalos ya que siempre están en nuestras oraciones.

Si multiplicastes  el pan y el vino  en Canaa no te sustraigas  de los niños que hoy sus padres han entregado a otros por no tener arepa, pan ni leche que darles.

Bien  hiciste el milagro de restituir   a Lazaro  caminar, aún cuando no te requeriré la resurrección de los difuntos;  evita el resurgimiento de los males del cólera, paludismo, lepra, Chicunguya y pare de contar.

Mientras los gobernantes y sus aliados del Caribe y el mundo sustraen las riquezas de Venezuela , los enfermos por males puntuales o epidemias   mueren a mengua en sus viviendas u hospitales.La población sería diezmada.

Si un día al llegar a la casa de Dios  sacastes a los mercaderes del templo; haz lo mismo con estos infieles  asaltantes que hasta al mismo Papa Francisco engañan por cuanto son adoradores de dioses paganos.

El Dios, tuyo, mío, el de  todos y cada uno proteja a Venezuela. Felices días de regocijo.

Be the first to comment on "Venezuela espera la noche buena"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*