Sur de Florida -
Lo último

Venezuela vive la crisis más severa de su historia 

Foto referencial

Redacción Aquí Venezuela.

Miami.- Lo ocurrido el domingo 15 de octubre en el acto de “elección” de gobernadores reafirma que la situación de Venezuela ya no se aguanta.

Nos duele ver a tanta gente sufrir al no encontrar los artículos básicos para la alimentación y para la salud, al padecer los embates de la mayor inflación del mundo, al ser acorralada por cruentos niveles delictivos, por el agobio de la falta de efectivo para tranzar operaciones cotidianas (como pagar un pasaje, por ejemplo).

Por la irónica escases de gasolina cuando es un país petrolero, así como por la dantesca distorsión que implica cargar con la economía más deprimida del hemisferio occidental. Eso es muy duro, es una maldad a un pueblo noble, caracterizado por sus luchas y por su deseo de superación.

Pero hoy ese pensar y soñar forman parte de la frustración de una colectividad en la que se conjugan la infelicidad y el padecer ser azotada. Por eso clama su dolor. Grita por la impotencia y la desesperación que ocasiona el mal más inmisericorde.

No es verdad lo que pregona el gobierno todos los días. Eso del renacer de los venezolanos con la atención a los menos favorecidos. Eso es una mentira del tamaño de la Tierra. Tenemos la convicción de que es lo contrario, porque los hechos así lo demuestran. Su éxito político se basa justamente en un país más pobre, dependiente del gobierno.

Desde nuestro punto de vista, la oposición ha sido eminentemente política, y el país no está en este momento para el proselitismo, a la gente lo que le interesa es hallar la solución a sus problemas y encaminarse hacia un futuro mejor. Los políticos compiten para ellos, lo hacen por sus intereses personales y no por el bienestar común de la población. Ninguno lo hace por sensibilidad social o por vocación de servicio.

Seguir contando con los políticos “es más de lo mismo”, aún entendiendo que los partidos constituyen un núcleo esencial dentro del sistema democrático, pero en otras circunstancias. No en el caso de la Venezuela de hoy, donde precisamente el mal proceder de sus dirigentes y seudolíderes ha llevado a la nación a vivir en la crisis más severa de su historia.

Escuchar el “Cafenol” que adormece, con el cuento “chimbo” de la revolución socialista, mediante la cual el gobierno y sus aliados hacen ver que son los únicos que pueden dirigir un país, es reafirmar que somos cobardes e ingenuos, y sucumbimos ante un grupo de “vivos” que nos arrebató a Venezuela para siempre.

Su salvación depende del espíritu decidido y combativo de su población. Somos sus hijos, luchemos por ella.

Be the first to comment on "Venezuela vive la crisis más severa de su historia "

Leave a comment

Your email address will not be published.


*