Sur de Florida -
Lo último

NEW YORK TIMES PONE EL DEDO EN DOLOROSA LLAGA/ Con Guaidó sin sitio fijo para pernoctar, diputados encarcelados, militares castrados y el pueblo intentando sobrevivir a la crisis, oposición venezolana se ve forzada a negociar con el usurpador de Maduro

Redacción Aquí Venezuela

Tres semanas después del llamado de Juan Guaidó desde el distribuidor Altamira a los militares para levantarse en contra de Nicolás Maduro, el líder opositor no tiene un sitio fijo para dormir y la mayoría de los hombres que lo acompañaron ese 30 de abril, incluyendo diputados, están en la cárcel o asilados en embajadas. Y la Guardia Nacional bloquea rutinariamente el acceso a sesiones de la Asamblea Nacional.

Así lo dice un artículo publicado en el New York Times, escrito por Anatoly Kurmanaev.

Kurmanaev sugiere que el envío de representates a Oslo, tras rechazar hace semanas negociar con Maduro, es indicativo de la debilidad de Guaidó, que además se enfrenta a un número decreciente de participantes en las protestas opositoras, mientras los venezolanos han vuelto al día a día de tratar de sobrevivir la crisis económica que vive el país.

“Este cambio es un punto de inflexión para la oposición, que en enero obtuvo un gran impulso que lo llevó a recibir amplio apoyo internacional y generar grandes movilizaciones. Ahora ese impulso casi ha desaparecido, lo que da fe del control que tiene Maduro del poder, aunque la nación se esté desmoronando a su alrededor”, dice Kurmanaev. Fuente: Noticiero Digital / Foto: Cortesía

Be the first to comment on "NEW YORK TIMES PONE EL DEDO EN DOLOROSA LLAGA/ Con Guaidó sin sitio fijo para pernoctar, diputados encarcelados, militares castrados y el pueblo intentando sobrevivir a la crisis, oposición venezolana se ve forzada a negociar con el usurpador de Maduro"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*