LOS SECRETOS DE DANTE / La Guerra Civil se viene encima, la pelea interna que preside Diosdado Cabello avanza sin detenerse - Aquí Venezuela
Sur de Florida -
Lo último

LOS SECRETOS DE DANTE / La Guerra Civil se viene encima, la pelea interna que preside Diosdado Cabello avanza sin detenerse

La Guerra Civil se viene encima

La famosa estrategia de “huida hacia adelante” ejecutada con las medidas económicas anunciadas por Maduro constituyen una espada de doble filo. Apuntan a establecer un control que haga a los pobladores más desposeídos de Venezuela –que es la mayoría aplastante– más dependiente de las dávidas. Pero desata una espiral cuyas consecuencias amenazas con salir del control. Por ahora el gobierno reina en medio del desconcierto y la confusión, pero cuando las aguas se calmen y todos puedan ver la dimensión del foso cavado por las medidas de Maduro, la reacción puede desatar una violencia sin precedentes. Ya hay grupos que están asumiendo la guerra civil como la siguiente fase en la convulsionada Venezuela. Una guerra de defensa ante los ataques de un pequeño sector político que controla las arcas, las armas y las operaciones de narcotráfico que proveen de divisas al régimen criminal. La guerra civil es el desenlace menos deseado por Maduro. Porque ahora ya no es un tema de ilegitimidad, sino que las razones sobran. Ante el desastre propiciado de Maduro, que está afectando severamente a países como Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, sin contar con los efectos en Estados Unidos, la opción del levantamiento armado comienza a tomar cuerpo. Ya existen depósitos de armas listas para ser usadas dentro del país. Y una milicia internacional de venezolanos combatientes, a la cual podrían sumarse otras nacionalidades, está en formación informal, en preparación, lista para organizar. El tema es fundar, establecer la legitimidad de ese tipo de salida. No es la mejor solución disponible. Pero no hay más. Los tiempos son graves. La delincuencia organizada en el régimen venezolano amenaza a toda la región. Sin una opción de fuerza resulta imposible la salida de estos criminales. Es cuestión de tiempo.

Mientras Maduro distrajo a los venezolanos y a los analistas internacionales con las disparatadas medidas que buscan de todo menos resolver la crisis económica de Venezuela, fiscales e investigadores federales avanzaron decisivamente en casos que implican directamente a la familia presidencial venezolana. \Ya fueron emitidas nuevas órdenes de captura contra las personas que no fueron mencionadas pero sí implicadas en el caso de el banquero Matthías Krull, Francisco Convit y otros. Según las fuentes el banquero Krull es ahora el testigo estrella que la fiscalía de Miami estaba buscando. Tiene información hasta para botar por el techo. No sólo está implicando a un gentío, naturalmente para buscar el mejor beneficio personal posible, sino que está aportando información crucial sobre la manera como lavaban, y sobre todo los bancos usados y los nombres detrás.

El más alto objetivo del Departamento de Justicia de Estados Unidos es el propio dictador Maduro. Tiene enfocado todos los cañones en su contra, y está buscando la mayor cantidad posible de testigos para implicar en un caso criminal de alto vuelo a Maduro y su combo. Se está preparando cuidadosamente el caso porque sería la segunda vez en el continente que se emite una orden de captura contra un presidente en ejercicio, siendo el primero el dictador panameño Manuel Antonio Noriega. El momento es crucial porque al ser considerado como criminal por Estados Unidos, Maduro queda expuesto para toda clase de acciones, desde captura en viaje internacional hasta demandas contra él y sus familiares más cercanos.

Por lo menos dos batallones cruciales del Ejército que manejan armamento pesado están siendo infiltrados por mercenarios cubanos y rusos para ocupar posiciones clave, porque no confían en los venezolanos. Temen que el poder de fuerza se ejerza contra personalidades del propio gobierno.

Hablando de mercenarios, un grupo grande de operadores de seguridad rusos y turcos han arribado a Venezuela en los últimos meses, a fin de reforzar la seguridad del narco-tirano, sacudida por el presunto ataque de los drones. Los rusos controlan la seguridad en Miraflores, y se les conoce de lejos por los tatuajes de corte mafioso.
Se habla que varios de los que portan paraguas antibalas fabricados de Keblar para proteger al narcodictador, son de nacionalidad turca. El grupo de extranjeros han sido contratados por una firma de seguridad con sede en Moscú. Se turnan constantemente y con altos niveles de rotación, porque en Miraflores nadie duerme por temor a un atentado mucho más serio contra los tiranos.

La reconversión monetaria y el descocado aumento salarial sería una excusa para re-introducir al país a través de casas de cambio dólares del narcotráfico en masivas operaciones de lavado. El gobierno necesita efectivo y ha ofrecido pagar la diferencia para hacer a los venezolanos más dependientes todavía de la dávida pública, pero en realidad se trata de billetes verdes sacados de bóvedas o “caletas” para cubrir el subsidio.

Dicen que Maduro ordenó introducir dinero en efectivo en el Banco Central de Venezuela de los que tienen almacenados en fincas y apartamentos en todo el país, billete que viene del mismísimo imperio producto de la venta de cocaína al mayor, para usarlos como paga para acuerdos como los que acaba de firmar el narco-régimen con ConocoPhillips y Gold Reserve.

Militares chavistas que por años han operado a sus anchas en Hong Kong, representando intereses de ministros y generales corruptos pero leales a Nicolás Maduro, están desesperados porque necesitan mover su dinero a otros paraísos que ya no tienen la misma disposición de recibir sin preguntas indiscretas las fortunas malhabidas que cosecharon gracias a la corrupción de Hugo Chávez. Estos militares, identificados no sólo por las autoridades de Hong Kong sino por Estados Unidos, no quieren esconder su plata dentro de territorio chino sino en paraísos fiscales, aunque estos estén ubicados en territorio africano. Lo importante es moverse constantemente para evitar ser sancionados o capturados.

Representantes en el congreso norteamericano están evaluando nuevas sanciones pero con nuevas características: coordinar esfuerzos con otros países para hacer estas sanciones más eficaces en el corto plazo. Los esfuerzos están orientados a identificar instituciones financieras, propiedades y operadores o testaferros, para sancionar directamente buscando congelamiento de bienes y fondos, y meter en lista negra a las personas que actúan en nombre del pillaje de la dictadura venezolana. Ya hay listas en países de todo el mundo, como en Oceanía (Nueva Zelanda y Seychelles), Africa (Angola, Costa de Marfil) y Suramérica (Colombia, Argentina), donde ya han identificado a candidatos para esta nueva ofensiva.

Otra de las herramientas, que también se está aplicando en el caso de Nicaragua, es la famosa Ley Global Magnitsky, una ley que lleva el nombre del contador ruso Sergei Magnitsky que murió violentamente en prisión después de haber investigado un enorme fraude de $230 millones que implicaba a autoridades impositivas de Rusia. Una investigación reveló que a Magnitsky se le negó el acceso a la salud mientras estaba en prisión, y que luego fue golpeado salvajemente hasta morir. A partir de la aprobación de la Ley en 2012, fueron sancionados decenas de oficiales rusos implicados no sólo en la muerte de Magnitsky, sino en otros delitos que implicaron la violación de derechos humanos. En 2016 se amplió el alcance de la Ley Magnitsky para que tuviera efecto en otros países como China, Egipto, México, Panamá, Arabia Saudita, Ucrania, Vietnam y Nicaragua, entre otros. Las sanciones de esta ley incluyen congelamiento de bienes de funcionarios y oficiales que han participado en violación de derechos humanos en sus países, y prohibición de entrada de por vida a Estados Unidos. Las sanciones son impuestas por el Departamento del Tesoro.

Uno de los más notables sancionados en Latinoamérica por esta Ley es el asesor financiero de Daniel Ortega, Francisco “Chico” López, que controla la fortuna mal habida de los Ortega. Otro es Roberto Rivas Reyes, presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, acusado de amasar una fortuna multimillonaria, incluyendo propiedades, yate y aviones privados y vehículos de lujo. Rivas Reyes, el “Tibisay Lucena” de Nicaragua, ha sido un protegido de Ortega, en gran parte porque es quien le garantiza los resultados electorales favorables. Desde diciembre de 2017 tiene todos sus bienes fuera de Nicaragua congelados y cualquier movimiento de riqueza, fondos o transferencias, es susceptible de ser congeladas.

Mientras el narcodictador Maduro despliega sus tretas de confusión y desespero, la pelea interna que preside Diosdado Cabello avanza sin detenerse, en previsión a un posible estallido que lo deje en posición de tomar ventaja y apoderarse del coroto. El juego se juega cerrado. Maduro no sólo tiene un extenso frente de enemigos externos, sino internos. Los niveles de paranoia están por las nubes. Temen mas atentados y muy pronto.

¡El secreto para lograr que se hagan las cosas es actuar! Dante Alighieri

SIGUENOS:

Sé el primero en comentar en "LOS SECRETOS DE DANTE / La Guerra Civil se viene encima, la pelea interna que preside Diosdado Cabello avanza sin detenerse"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*