taberna
Kenther Ramos: Asilado venezolano que triunfa en la Florida - Aquí Venezuela
Sur de Florida -

Kenther Ramos: Asilado venezolano que triunfa en la Florida

Visiblemente conmovido, expresó que este 5 de julio, cuando se celebra el Día de la Independencia de Venezuela, él y sus compatriotas no tendrán mucho que festejar.

“Lamentablemente todos los avances que se hicieron en mi país, tanto políticos, económicos y sociales, se han destrozado. Pero es una fecha importante para recordar, reunirnos y reflexionar”, expresó el residente de Winter Park.

Ramos, de 29 años, es director de entrenamiento, prevención y pérdidas para las 57 tiendas de Dunkin’ Donuts en la Florida Central y en agosto viajará a Inglaterra junto a su esposa para cursar una maestría en aplicación de derechos humanos en York University, tras recibir una beca Fullbright.

Pero su historia para llegar hasta este momento de éxito ha sido una llena de drama.

En 2004, con tan solo 17 años, Ramos se convirtió en un exiliado político luego de estar privado de la libertad durante 48 horas en su país. En ese entonces se desempeñaba como secretario juvenil para el partido político Un Solo Pueblo y era estudiante de derecho en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, donde junto a un grupo de compañeros inició protestas contra el gobierno de Hugo Chávez.

“Nunca pensé, y siempre lo comento, que el mundo me iba a girar de la forma en que me giró”, comentó el oriundo de Barquisimeto, en el occidente de Venezuela. Su madre tenía apenas 15 años y su padre abandonó el hogar cuando él tenía cuatro años.

Su ímpetu por el estudio dice que lo heredó de su mamá. “Siempre hubo deseos de echar pa’ lante dentro de la casa, nunca fue esa condición de que nos quedamos como estamos y vamos a querer solo buscar el pan de cada día. Siempre hubo sacrificios, hubo noches sin mamá porque estaba estudiando hasta tarde, días que mi abuela me tuvo que cuidar porque mi mamá estaba en la universidad y otros que me tocó ir con ella a sus clases”.

Tenía 17 años cuando llegó a Florida en 2004, sin saber inglés y con $40 en el bolsillo. En el aeropuerto llenó una solicitud de asilo político y pocos días después, a través de los servicios de Caridades Católicas, logró encontrar un empleo como jardinero.

“El exilio es muy duro para los que vivimos realmente el exilio. Hay gente para el que el exilio es voluntario y están en busca de mejores oportunidades, pero cuando el exilio es involuntario pega mucho. Pierdes no solamente un estatus social, pero tienes que reiniciar quién eres. La cárcel interna la vivo con sueños de volver y poder cambiar a Venezuela”.

Fuente: (Carolina Salazar) Orlando Sentinel.

1 Comment on "Kenther Ramos: Asilado venezolano que triunfa en la Florida"

  1. I see your site needs some unique articles. Writing manually is time consuming, but
    there is tool for this task. Just search for – Fasrixo's
    tools

Leave a comment

Your email address will not be published.


*