Sur de Florida -
Lo último

Elluz Peraza: “Todos los días extraño a Venezuela”

Yumaira Chirino /   Aquí Venezuela

Miami.- Elluz Peraza ha sido una reconocida figura en el medio artístico latinoamericano. Sus primeros pasos y su evolución hacia el título de primera actriz fueron en Venezuela, su país de origen. Hoy, residenciada en Estados Unidos, se desempeña como directora, productora, escritora y actriz de un proyecto cristiano llamado “YesHEis”. Su humildad, dulzura y don de gente destacan. Una vida entregada a Jesús, la cual comparte para nuestros lectores.

¿Cómo llevas tu carrera artística y tu vida espiritual?

“Mi carrera artística siempre tuvo de mi vida espiritual. Aún antes de haber recibido a Jesús en mi vida, yo le buscaba incesantemente. Él siempre estuvo ahí para mí. Siempre me lo demostró. Por tanto, si ven alguna que otra entrevista donde hablo de mí, siempre hablo de Dios. Ahora ya tengo cinco años y medio que no hago una novela completa. Lo último que hice fueron cortas intervenciones en dos novelas, porque estoy actualmente trabajando a tiempo completo en Christian Vision, en la rama de audiovisuales: “YesHEis”. Para mí, hoy día es mucho más importante mi relación con Dios que cualquier otra cosa”.

¿Qué te motivó a venir a Estados Unidos?

“Yo vine cuando me llamó la productora Fono Video, de Alfredo Schwartz, para hacer una novela. En ese momento pude entender la situación que estaba viviendo Venezuela y me di cuenta de que sería peor más adelante, así que aproveché para mudarme definitivamente para acá con mis hijas y mi madre. Mi hija mayor –Eylyn- fue la que tuvo la gran tarea de empacar casi todo. Fue duro para ella. Pero también estoy segura que está contenta de haberlo hecho”.

¿Dónde se encuentran ambos caminos?

“La menor de mis hijas, Hi-Leen, terminó su bachillerato en Miami Christian School, se graduó y luego estudió Publicidad en la Universidad de Tallahassee. Cuando supe que se iba tan lejos, de rodillas le pedí a Dios que me la protegiera y no dejara que cayera en nada malo. Él, tan fiel, no solo la protegió a ella, sino a mí también. Mi hija se encontró con las Cruzadas Estudiantiles -Campus Crusades for Christ- y cuando yo la iba a visitar, ella a veces estaba en estudio bíblico o en la iglesia. Fue allí cuando entendí realmente el amor de Dios, el amor de Jesús, y que su sacrificio había sido por mí. Cambió mi vida. Desde ese momento quise servirle y estuve en oración para ello por cinco años. También tomé acción, había enviado mi material, demo, fotos, etc., a todas las productoras de cine cristiano”.

¿Extrañas a Venezuela?

“Todos los días extraño a Venezuela. Esa Venezuela que ya es otra, esa que se fue, la seguiré extrañando de por vida. La Venezuela en la que crecí, en la que me desarrollé, la Venezuela que con los brazos abiertos y el corazón amoroso recibió a tantos y tantos extranjeros. Ahora esa Venezuela está como Israel, diseminada por el mundo entero. Esa Venezuela que ahora en lugar de estar llena de inmigrantes, está vacía por la cantidad de emigrantes que no han podido seguir en eso que han creado ahora, donde no hay posibilidad de desarrollo para nadie más que para los que llevan las riendas, lamentablemente. Una Reina, Venezuela que fue ultrajada por traficantes y tiranos, por ególatras carentes de patriotismo, carentes de ética y valores”.

¿Qué se siente vivir junto con Jesús?

“Me atrapó y ahora estoy totalmente enamorada de Él. Siempre recuerdo cuando hice la primera comunión, tenía yo ocho años y estudiaba en una escuela católica, y por supuesto me habían bautizado. Me tocaba la Primera Comunión. Yo la hice y siempre recuerdo que pensaba dentro de mí: ‘Yo me quiero casar con Jesús, yo quiero ser monja’… Y ahora estoy casada con Él, le sirvo a diario y me siento completa. Me siento con la paz que Él da y con el gozo que solo Él otorga”.

¿Qué poderosas señales te ha dado?

“Me ha demostrado que puedo confiar ciegamente en Él, que siempre ha estado ahí para mí y me cuida y me da lo que necesito”.

Actualmente sigues vinculada con el medio artístico a través de cuáles actividades.

“Estoy dando clases de actuación. Tengo un buen número de alumnos que se están preparando conmigo. Todos muy talentosos e interesados en esa hermosa, productiva y creativa carrera. Siempre me gustó la actuación, pero estuve encontrada con el medio y el sistema. Me fascina el cine, voy cuando puedo al teatro, porque me encanta, pero las novelas forman una etapa de la que ya me cansé un poco. No voy a decir que algún día no se me antoje hacer de ‘abuelita’ en una producción que me parezca interesante, pero por ahora, cerré esa puerta”.

¿Qué mensaje o qué palabra te gustaría dejar a los jóvenes como legado de tu importante carrera profesional?

“Lo que siempre les digo a mis alumnos: Respeten sus valores, háganse una buena base de valores propios y no permitan que nadie los obligue a hacer algo que vaya en contra de esos principios. Sí se puede. Cuesta, pero se puede. Al final, el éxito va a ser más satisfactorio”.

¿Qué te ha mantenido siendo la misma en tu esencia humana en medio de tantas tentaciones en el medio artístico?

“Creo que lo que siempre me mantuvo centrada fueron dos cosas: mis principios, inculcados por mis padres, y los propios, y el hecho de que comencé a ser madre muy joven. Mi primera hija la tuve a los 21 años y la segunda a los 26. Siempre fui muy familiar y eso me mantuvo los pies sobre la tierra. Tuve muy claro que la fama es pasajera y que el público, los ‘fans’, son quienes nos hacen ‘famosos’, por tanto, hay que tenerles amor y consideración. En la vida en general hay tentaciones, a diario luchamos con ellas. Soy cristiana, pero eso no significa que soy perfecta, PARA NADA. Es una lucha constante del ‘yo’, el mundo, con el espíritu, que es lo que nos acerca cada día más a Jesús. No es lo que hacemos, no es por obras. Es lo que vivimos a diario, con nuestras imperfecciones, pero con la vista puesta en vivir al lado de Jesús”.

Un día en la vida de Elluz

5:15 am: Suena la alarma y me preparo para ir a caminar (al menos 3 veces por semana).

6:30 am: Llego a preparar el desayuno, dejar el almuerzo y las meriendas listas para mi mamá.

7:00 am: Levanto a mi mami, la aseo, la visto y desayunamos juntas.

7:30 am: Subo a bañarme y arreglarme para ir a trabajar (la noche anterior ya dejé mi lunch preparado).

8:15 am: Dejo a mi mami viendo su periódico hasta que llegue la chica que se queda con ella.

8:30 am: Salgo para mi trabajo. Allí hago todos los oficios que me tocan, como escribir artículos, registrar iglesias, enviar documentos a afiliados, contactar pastores, grabar devocionales de voz, en fin, son ocho horas diarias.

5:00 pm: Regreso para mi casa, llego y le preparo la cena a mami, casi siempre ceno con ella y vemos dos programas de TV que a ella le gustan.

8:30 pm: Preparo a mamá para dormir y me quedo revisando mi correo postal, mis cuentas, viendo algún programa de series que me encantan y a más tardar a las 10 pm ya me estoy preparando para dormir.

Elluz Peraza extiende a todos los lectores de  Aquí Venezuela una invitación a ver los nuevos videos de “yesHEis”:
www.notengoperdon.com
www.amoryvalor.com
www.jesusnoesreligion.com

Be the first to comment on "Elluz Peraza: “Todos los días extraño a Venezuela”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*