Sur de Florida -
Lo último

El diálogo en Venezuela es solo cháchara

Manuel Corao / Aquí Venezuela.

Los facilitadores ex presidentes de las repúblicas de España, Panamá y República Dominicana, José Luis Rodríguez Zapatero, Omar Torrijos y Leonel Fernández respectivamente; no informan acerca del incumplimiento por parte del gobierno de los acuerdos por el diálogo.

Este ocultamiento de las resultas del intercambio de diferencias y conciliación con los antagonistas en la búsqueda de soluciones a la inestabilidad en Venezuela demuestra lo parcial de su “institucionalidad”.

Los ciudadanos están cada vez más cerca de una severa deficiencia calórica de nutrientes que afectarán las condiciones físicas de manera dramática, lo cual se refleja en cambios de conducta inicialmente para luego caer en el abatimiento de sus facultades.

El club de amigos de Maduro Moros coordinado por Ernesto Samper de UNASUR ha recibido la desaprobación de sectores beligerantes por su gestión. Destaca el ofrecimiento a presos políticos como gran solución, claudicar ante el gobierno y partir al exilio.

Ellos entran sin trabas a la cárcel donde está recluido el líder de la oposición Leopoldo López para formularle la dádiva gubernamental, mientras los familiares y sus menores hijos deben esperar horas a la intemperie para visitarlo.

Para muchos obedece tal proceder a razones mercantilistas; para otros no querer abandonar el compromiso contraído por cuanto consideran existen esperanzas en conseguir un subterfugio permanente.

El desasistir el representante del Papa Francisco, monseñor Claudio María Celli, apoyado por el Secretario de Estado del Vaticano Pietro Parolin, a las negociaciones iniciadas el pasado año deja claro la falta de propensión oficial por alcanzar un convenio que garantice una solución constitucional.

Carta de Parolín que se hizo pública, interpretan analistas, expresa malestar ante la burla de la cual fueron objeto.

Los adversarios deben voltear de nuevo su norte hacia el corajudo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos. Unión Parlamentaria Europea, mundial y Naciones Unidas cuyas iniciativas excelentes resultados aportaron de buenos oficios a los oponentes.

No pocas han sido las voces de alerta ante la hambruna y sus consecuencias en los pobladores.

Como ejemplo de ello resalto el comunicado enviado a esta organización regional en el cuarto trimestre del 2016 por El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en el cual denuncia la ruptura del orden democrático en Venezuela y el riesgo de un estallido social.

Expongo a ustedes solo algunas consideraciones, por razones de espacio, del público análisis: “Tan solo este año el OVCS ha registrado más de 5 mil protestas y más de 670 saqueos en los primeros nueve meses, destacando que 72% de las protestas ha sido para exigir Derechos, Económicos, Sociales y Culturales (DESC) y de ese total el 28% en rechazo a la grave situación de hambre e inseguridad alimentaria que persiste y se agudiza en el país.

En este contexto nos preocupa que actualmente cerca de 14% de las protestas presentan características violentas y es una situación que viene incrementándose desde el mes de enero de este año.

La Encuesta Nacional del Consumo de Alimentos, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ya registraba para 2015 que más venezolanos habían dejado de comer 3 o más veces al día y que la pobreza crítica ya supera el 50.25 de la población”.

La OVCS pide el accionar de organismos supra regionales, en el marco de sus atribuciones, así como hace un llamado a los poderes del estado a restituir los derechos políticos en el país, vulnerados por el poder electoral al suspender el proceso comicial del referéndum revocatorio del mandato de Nicolás Maduro.

A los venezolanos les preocupa escuchar de militantes estar analizando el documento contentivo de veinte y un puntos presentado por los simplificadores, para fijar posición. No se llamen a engaño; al pueblo tal formulación les huele a traición.

Por cuanto Carlos Ocariz es el vocero de la Mesa de la Unidad Democrática, me permito recordarle que los venezolanos recluidos en las mazmorras del estado por defender la democracia y el régimen de libertad para todos, no son detenidos.

Los hijos de Simón Bolívar están indebidamente a resguardo de la policía secreta, martirizados por los esbirros cubano-venezolanos-orientales. ¡Por favor o sin favor, ellos son presos políticos; no lo olvide!

Be the first to comment on "El diálogo en Venezuela es solo cháchara"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*