taberna
Diálogo o negociación - Aquí Venezuela
Sur de Florida -

Diálogo o negociación

manuelcorao

 

Rómulo Adam Guedez

 


Ha corrido mucha agua bajo del puente desde que comenzó, el mal llamado Diálogo, porque creo en honor a mi apreciación que debió ser un primer encuentro para devenir en una mesa de negociación.
En todo caso desde el primer día cuando vemos en la foto a Chúo Torrealba dándole la mano a Maduro con cara de pocos amigos, ambos, parece ser que en vez de acercamiento en forma gallarda y según los cánones de la alta política, en estos casos, se ha ido acrecentando un distanciamiento.
Para que haya un verdadero Diálogo deben estar las partes en conflicto en igualdad de condiciones en una Mesa de Negociación o de diálogo si prefiere. Debe estar conformada por personas idóneas e imparciales, que conozcan a cabalidad las situaciones adversas con todas sus variables. En el caso específico de Venezuela, las heridas son imponderables, hasta hoy día, después de 18 años prácticamente de un poder omnímodo, que aún es difícil de ubicar, realmente, en una ideología política específica. Sin embargo, por lo que han mostrado en la teoría y en la práctica durante estos largos años debe ubicárseles como un gobierno teóricamente comunista y en la práctica Mercantilista y autocrático (menudo batido).
Existen documentos visuales (videos) y escritos, que demuestran que es un régimen Comunista- autocrático ya que lo afirmó en una entrevista el padre del comunismo latinoamericano, Fidel Castro.
Bien, dejando al lado estas explicaciones que quizá sean obvias para la mayoría de venezolanos, volvemos a la Mesa de Diálogo.
Debe partirse de unas propuestas concretas, que no son las causas si no el resultado de las controversias. Cada parte en conflicto debe tener sus alegatos llevados por una Junta de Expertos sobre la materia.
El pueblo venezolano representado por la MUD ha llevado sus exigencias inamovibles al régimen algunas son conocidas y otras no. Me imagino que el régimen no tiene exigencias hacia la MUD, salvo el tira y encoje de aceptar las de la MUD; de las cuales las más conocidas son, el Referendo Revocatorio, la Liberación de los presos políticos y la aceptación de un canal humanitario para a la llegada de alimento y medicamentos, el nombramiento de los miembros del Poder Electoral, con plazo vencido, y el estudio de los miembros de TSJ nombrados en contra de lo establecido en la Constitución Nacional. Allí, el gobierno debería darle el visto bueno a estas propuestas para que las negociaciones agarren cuerpo.
En todo caso, en la primera reunión de las partes en Caracas, vemos como protagonista al principal responsable de la crisis que es el Presidente. Que no debería estar allí, porque la mesa debió tener sus administradores para empezar las deliberaciones y los responsables de la crisis es notorio que deben estar en el banquillo de los acusados. Por otro lado la mesa debió enviar un especialista en conflictos y no ser el presidente de la mesa, que es protagonista de las exigencias a nombre del pueblo venezolano.
La segunda fecha del encuentro de la Mesa de diálogo es el viernes 11 del mes en curso y las propuestas claras de la MUD, o por los menos de algunas partes en conflicto son claras: Liberación de los presos de conciencia (políticos), abrir un canal humanitario para que lleguen insumos tanto médicos como alimenticios, y nombramiento de los nuevos miembros del poder electoral con el plazo vencido, entre otras.
Es una papa caliente para el régimen y aquí se verán sus frutos de cambio de posiciones ideológicas incontrovertibles.
Será un día antes y uno después.
Si el régimen acepta estas exigencias el país tiene la oportunidad de ir encausándose a pasos lentos pero efectivos en una apertura democrática; si no es así, no nos queremos ni imaginar que pasará negativamente en las generaciones de hoy, del mañana y del futuro en nuestro país.

Be the first to comment on "Diálogo o negociación"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*