taberna
Cómo crear oportunidades de Éxito - Aquí Venezuela
Sur de Florida -

Cómo crear oportunidades de Éxito

Dr. Renny Yagosesky


Es común para algunas personas pensar que “querer es poder, y que bastan metas y voluntad para llegar lejos. Sin embargo, los resultados dicen que no es fácil tener el éxito deseado y que existen reglas, claves o secretos que facilitan el logro de nuestros objetivos. ¿Cuáles son esos secretos?

Hablar de éxito es muy común hoy en día. Cada persona tiene su propia teoría sobre cómo alcanzarlo o sobre lo que nos impide lograrlo. Luego de estudiar el tema por varios años y de escribir la obra “La Psicología del Exito”, resumo aquí una visión sencilla y aplicable para ayudar a los interesados en rebasar la pobreza personal, la mediocridad y el facilismo.

¿Qué es el Exito?

El éxito puede verse como un nivel destacado o superior de resultados, como un tipo de logro satisfactorio y significativo, como un proceso de obtención de ciertos beneficios derivados de cierto tipo de ideas, sentimientos y acciones. Exito, puede ser la capacidad de crear resultados deseados, de una manera consciente, estable y ecológica, es decir, creado y repetido a voluntad, y sin causar daño voluntario a otros durante su consecución. Para la persona común, éxito es llegar a donde se quiere, lograr lo que se desea, o vivir como se anhela.

¿Qué se requiere para alcanzar el Exito?

Trascender nuestro estado actual de logros, demanda cambios de pensamiento y acción. Crear abundancia y satisfacción emocional, obliga a revisar y desechar paradigmas limitadores. Existen tres grandes objetivos que deben ser alcanzados por quienes deseen ser verdaderamente exitosos: alegría, armonía y productividad.

La alegría es una emoción positiva que nos ayuda a disfrutar de la vida cotidiana. Este estado interior gratificante, deriva, a mi juicio, de dos patrones de específicos de pensamiento: la gratitud y el optimismo. Si percibes lo que eres, tienes y vives, desde una aceptación agradecida, y miras el horizonte futuro con positividad, verás resplandecer la alegría como tu emoción normal y frecuente. Los pesimistas y los desagradecidos, llevan sobre sí, el signo de la frustración y el pesar. La alegría es parte de un abanico de claves psicológicas que ayudan al éxito, entre las que figuran la autoconfianza, la creatividad, la voluntad, la responsabilidad, la audacia y la disciplina.

La armonía es otro requisito primario para el éxito. Me refiero a una armonía vista desde dos ángulos: armonía interior y relaciones armónicas con los demás. La armonía interior surge de una sana autoestima, es decir, de conocernos, aceptarnos y valorarnos. De tratarnos de forma considerada y amigable, y además, de crear una relación espiritual con Dios, llena de fe y devoción. A mayor fe, menor miedo, a menor miedo, más paz. Sobre la armonía en las relaciones, debe saberse que la capacidad de sumar aliados es fundamental para el éxito en sociedad. Un ganador sabe defenderse, pero no busca el conflicto, lo evita y lo resuelve con el menor daño posible. La persona de éxito se centra en sus objetivos, no en fabricar problemas ni enemigos.

La productividad, es la tercera pieza en la creación de una plataforma para el éxito. Es la capacidad de convertir recursos en riqueza, y se logra cuando aprendemos a ser eficaces y eficientes. Es eficaz quien alcanza los objetivos previstos, y es eficiente quien lo hace al menor costo posible. Para ser eficaces requerimos: conocer nuestro entorno, definir objetivos, diseñar un plan, actuar en coherencia con lo planeado, y luego evaluar los resultados y corregir errores detectados en cualquier parte del proceso. Para ser eficientes, requerimos de una visión amplia y sistémica, y de la capacidad de actuar consciente e inteligentemente. El eficiente, ahorra energía, tiempo y dinero en su accionar cotidiano, sabe obtener información adecuada, suficiente y oportuna, y es hábil para manejar sus relaciones de influencia y cooperación con los demás.

Alegría, armonía y productividad son las tres grandes claves de la gente exitosa. Aunque debemos recordar que como dijo Menelao: “No todo es para todos en todo momento”. Mientras mejores decisiones tomemos y más poder tengamos sobre el entorno donde operamos, ese éxito podrá ser mayor, más estable o más predecible. Una buena decisión, será aquella que podamos catalogar de: viable, conveniente, satisfactoria y ecológica, o la que cumpla la mayor cantidad de estos requisitos. Y en cuanto al entorno, debemos estar alerta, bien informados, y aprender a descubrir sus ciclos y tendencias para aprovechar las buenas olas, y sus puntos de palanca para ahorrar esfuerzos.

Adicionalmente, resulta esencial tener una buena preparación. El conocimiento especializado es muy rentable, como lo afirma Gary Becker ganador del Premio Nobel de Economía y creador del concepto “Capital Humano”, quien afirma que los profesionales especializados, ganan más dinero que quienes no lo son, en todas partes del mundo. Sobre este tema, Robert Kiyosaky afirma en su libro “Padre Rico, Padre Pobre”, que no pude tener éxito económico quien poco o nada sabe acerca del dinero, por lo que recomienda estudiar sobre ventas, mercadeo, leyes, impuestos y todo lo relativo al mundo del dinero.

Como vemos, el éxito es un resultado justo por un trabajo inteligentemente planeado y realizado; un derivado del talento puesto en marcha, del estudio aplicado y de la inteligencia sembrada cada momento de cada día. Tagore escribió que todo lo logrado depende de la semilla que sembramos. Así que recuerda, que es asunto de querer, de prepararse, de saber cómo actuar, de actuar y estar dispuesto a corregirse y aprender. Dependiendo de la semilla, así será el fruto. ¡Exito!

Dr. Renny Yagosesky
Comunicador Social
Asesor Orientador
Escritor
Conferencista

1 Comment on "Cómo crear oportunidades de Éxito"

  1. Excelente Artículo! Un gran aporte…

Leave a comment

Your email address will not be published.


*