Sur de Florida -
Lo último

Al emigrar, más que buscar trabajo debes ofrecer tus talentos

Cuando los profesionales deciden emigrar de su lugar de origen sin una propuesta o proyecto laboral definido previamente, se enfrentan a múltiples desafíos tanto externos como internos y emocionales que afectan significativamente el adecuado diseño de una estrategia de reencuadre en el país de destino lo que a su vez genera más incertidumbre, angustia y toma de decisiones impulsivas y erráticas.

 

Si estás dentro del grupo de personas que se “ven” obligadas a emigrar sin opciones definidas es importante tomar en cuenta lo siguiente:

– Evaluar tu situación patrimonial y financiera de forma tal que puedas ver en forma objetiva tu rango personal de tolerancia, por ejemplo, saber cuánto tiempo puedes estar sin producir dinero; ya que este período sería el marco temporal de espera y búsqueda activa. Es sumamente importante tener eso definido incluso antes de emigrar.

 

-Escoger un país donde tus posibilidades de regularización migratorias sean reales, económicas y realizables en corto plazo; o sea, evita irte a un sitio en el que no vayas a tener papeles.

-Una vez que decidas donde y de cuánto tiempo cuentas, debes comenzar a diseñar tu estrategia de migración de empleo más que pensar en buscar trabajo, inclusive sin haber efectivamente emigrado.

¿Qué aspectos debo tomar en cuenta para diseñar mi estrategia de migración de empleo?

1. Primero que todo debes partir de tu evaluación financiera y tu rango de tiempo. No es lo mismo llegar a un sitio y tener que producir para comer o pagar un alquiler, que tener margen de maniobra para emprender una búsqueda más selectiva. Si cuentas con algo de tiempo debes ser muy preciso y muy bueno gestionando ese tiempo del cual dispones.

2. Al saber de cuánto tiempo disponibles, entonces primero tienes que definir muy bien cuales son tus fortalezas, tus talentos, lo que te caracteriza y diferencia de otros.

Ten en cuenta que esta es una labor mucho más profunda y completa que simplemente hacer o redactar un currículum ya que debes lograr una plena conciencia de los talentos y habilidades adquiridas, los logros alcanzados, los desafíos superados, las competencias con que cuentas y en función de esto definir cuál sería tu aporte, tu oferta, tu contribución, esto te posiciona en un lugar diferente.

Recuerda, no buscas trabajo, lo que buscas es emplear tus talentos y ponerlos a disposición de una organización que requiera de ellos.

3. Una vez que tienes bien precisado tu potencial de empleo, puedes comenzar a esbozar en blanco y negro un material de automarketing, conocido comúnmente como “currículum vitae”; este es un trabajo importante y que debe asumirse no como un trámite pasivo.

La forma como se proyecte tu información es trascendental y debes estudiarla en función de lo que tienes que ofrecer y de lo que pretendes alcanzar. Las formas de elaborarlo y la posterior estrategia de distribución y exposición es un tema extenso y en la web hay muchísima información al respecto.

4. Una vez que sabes cuál es tu propia oferta de talentos y experiencia, debes explorar quienes podrían ser beneficiados con tu oferta de talentos, qué tipo de empresa, qué sector, que entidad, qué tipo de proyectos.

Esta etapa genera un poco de mayor angustia e incertidumbre pues el territorio se percibe como algo totalmente desconocido, en este tema es de suma importancia que tomes en cuenta lo siguiente:

A. Como es desconocido puedes sentirte muy subvalorado o muy sobrevalorado, pero normalmente es más una sensación que una realidad, así que el primer paso es comprender el territorio en una actitud abierta, sin prejuicios y muy exploratoria.

Conocer el mercado exige de tiempo y de un plan, por ejemplo, determinar qué empresas quieres que te conozcan, con quienes podrías comprender esta nueva realidad, y sobre todo por qué medios.

De este trabajo es que puedes definir exactamente dónde estás con respecto a ese nuevo territorio.

B. Cuando comienzas a comprender el nuevo territorio puedes de manera objetiva definir y hasta redefinir donde están tus reales oportunidades y donde puede estar tu aporte significativo. Esta dinámica retroalimenta tu estrategia y tu material de automarketing.

C. Debes estar atento porque todo depende de tu actitud, puedes verte tentado a comparar con tu zona de confort pasada y sentirte con pocas posibilidades, lleno de miedos o puedes comenzar a detectar tus nuevos desafíos y verlo como oportunidades. En todos los lugares hay oportunidades y si quieres verlas debes enfocar tu lente.

5.- En esta dinámica de comprender el territorio y ver tus talentos vas definiendo tu estrategia de marketing personal y activamente te propones a ofrecer tus aportes de una manera directa, creativa y muy personal.

No busques trabajo… ofrece tus talentos y reencuádrate en ese nuevo territorio, territorio que viene a desarrollarte aún más, a expandir tu frontera personal y a alimentarse por supuesto también de tu especial y único aporte.

Basado en el material original de Daphne Bolívar

Be the first to comment on "Al emigrar, más que buscar trabajo debes ofrecer tus talentos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*